Proyecto de Ley Nr. 7100/2020-CR


El contenido de Youtube no puede mostrarse debido a tu configuración de cookies actual. Selecciona “Mostrar contenido” para ver el contenido y aceptar la configuración de cookies de Youtube. Obtén más información en Youtube Política de privacidad. Puedes revocar tu consentimiento para el uso de cookies en cualquier momento enconfiguración de cookies.

Mostrar contenido

(01.03.2021) Exposición del Congresista Luis Roel Alva, Acción Popular, autor del Proyecto de Ley Nr. 7100/2020-CR,  en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República

Proyecto de Ley Nr. 7120/2020-CR


El contenido de Youtube no puede mostrarse debido a tu configuración de cookies actual. Selecciona “Mostrar contenido” para ver el contenido y aceptar la configuración de cookies de Youtube. Obtén más información en Youtube Política de privacidad. Puedes revocar tu consentimiento para el uso de cookies en cualquier momento enconfiguración de cookies.

Mostrar contenido

(01.03.2021) Exposición del Congresista Napoleón Puño, en la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República

EL Proyectos de Ley Nr. 7120/2020-CR pesentado por el Congresista de la República NAPOLEON PUÑO LECARNAQUÉ, ingresado 12 de Febrero del 2021, pretende modificar el Art. 8 de la Ley de Nacionalidad Nr. 26574, que permite recuperar la nacionalidad peruana a todos los que alguna vez renunciaron y quieran recuperarla usando solo la voluntad expresa ¡Se eliminan así todos los requisitos que se piden para la recuperación de la nacionalidad!. 
Nuevamente muchas gracias a los Congresistas y a todos Asesores y personas afines al Congreso de la República, que escucharon las denuncias y propuestas que venimos haciendo desde el año 2013.


ANTEPROYECTO DE LEY QUE DETERMINA QUE LA NACIONALIDAD PERUANA, NO SE PIERDE Y ES IRRENUNCIABLE - Reiteración de la petición ciudadana para la elaboración de un Proyecto de Ley que modifique el Art. 53 de la actual Constitución Política del Perú (1993) Presentado por el Comité Gestor de Múnich en Diciembre del 2013

Descargue aqui el Anteproyecto de Ley sobre la nacionalidad presentado al Congreso de la República del Perú en Diciembre del 2013. Recuerde por favor que en su momento las leyes que existian en ese momento eran distintas a las de este momento.
ANTEPROYECTO

Anteriores Proyectos de Ley, que surgieron a partir del Anteproyecto del COMITE GESTOR DE MUNICH:

Proyecto de Ley Nr. 04419/2014-CR


Proyecto de Ley presentado por el Congresista Jesús Hurtado Zamudio . LEY DE REFORMA CONSTITUCIONAL QUE MODIFICA EL ART. 53 DE LA CONSTITUCION POLITICA DEL PERU
Descargue aquí el PROYECTO

Proyecto de Ley Nr. 04422/2014-CR

Proyecto de Ley presentado por el Congresista de la República Juan José Díaz Dios (Recibido el 15.Abril 2015). LEY QUE MODIFICA LOS REQUISITOS PARA RECUPERAR LA NACIONALIDAD
Descargue aquí el PROYECTO

Proyecto de Ley Nr. 2900/2017

PROYECTO DE LEY NR. 2900/2017
LEY QUE ESTABLECE LA IRRENUNCIABILIDAD DE LA NACIONALIDAD PERUANA

PRESENTADO POR LA CONGRESISTA DE LA REPUBLICA LUCIANA LEON ROMERO

El objeto de la presente Ley es modificar el artículo 53° de la Constitución Política del Perú y los artículos 7° y 9° de la Ley N° 26574, Ley de Nacionalidad, con la finalidad de fortalecer los vínculos jurídicos, políticos y sociales de los peruanos residentes en el extranjero, estableciéndose la irrenunciabilidad de la nacionalidad peruana; de acuerdo con los preceptos de la Constitución Política y los Tratados celebrados por el Estado y en vigor.
Ver proyecto de Ley
https://drive.google.com/file/d/1ol9zGvsk3mWAl_yt7IzRRC7Z8BovGizG/view

Resumen del Anteproyecto

El Art. 53 menciona “que la nacionalidad peruana no se pierde, salvo por renuncia expresa ante autoridad peruana”; en virtud de su hermenéutica jurídica conlleva a una errónea interpretación por parte de autoridades de migración y de naturalización de algunos países, puesto que toman “literalmente” el contenido del artículo, exigiendo la “renuncia expresa a la nacionalidad” como una condición básica antes de recibir la nacionalidad del país.

Esta situación se da en la práctica en el país donde actualmente residimos y se contradice con lo que establece el Art. 2 inciso 21, de la misma Constitución (1993) que a la letra dice: "Que toda persona tiene derecho “a su nacionalidad”. Nadie puede ser despojado de ella”.

En la práctica, el Art. 53 en un “requisito arbitrario e injusto”.

Nuestra actual constitución política (1993) hace que nos discriminen notablemente, si nos comparamos con otros migrantes de países hermanos de América Latina como México, Ecuador, Bolivia, por citar algunos; que estando en la misma condición de solicitantes de la nacionalidad alemana, a ellos NO se les exige la renuncia expresa a su nacionalidad, es un acto que sólo se ejecuta a los peruanos. Esto se debe a que en sus respectivas Constituciones Políticas se ampara el derecho inalienable a la identidad y nacionalidad del individuo, prohibiendo además su renuncia. Al estar establecido en la carta magna del país, ningún Estado o Ley puede exigir esa renuncia expresa.

Si universalmente es aceptado el principio de que toda persona tiene derecho a una nacionalidad y se rechaza la apatría. Al igual es aceptado el Derecho a optar por una nueva nacionalidad, entonces: ¿Por qué sólo las peruanas y los peruanos debemos entregar nuestra nacionalidad? 

Según los datos estadísticos obtenidos de los Consulados Oficiales en Alemania, durante el año 2013 (de Enero a Octubre) fueron registrados más de 150 casos de connacionales que renunciaron a su nacionalidad para cumplir con el requisito de optar la Nacionalidad Alemana. Es decir; cada semana, dos (2) peruanos asiste a un Consulado, para firmar una minuta de renuncia y dejar de ser peruano, por decirlo así; de forma “fácil” y sin mayores requisitos y muchas veces el connacional no se entera, ni está correctamente informado de las consecuencias que trae consigo la renuncia expresa a la nacionalidad. Pues al entregar su nacionalidad peruana de origen, pierde automáticamente todos sus derechos y su personería jurídica en el Perú.

El principal motivo por el que la mayoría de los connacionales se „atreven“ a hacer uso de la renuncia expresa y dejar de ser peruanos es el "bienestar“ laboral, familiar o de otra índole. El Bienestar es también un Derecho Universal y tampoco está penado el elegir una nueva nacionalidad.

En un mundo globalizado y competitivo, adoptar o recibir la nacionalidad del país donde se reside mejora la situación del migrante. La adopción de la nacionalidad (por naturalización) es en definitiva la máxima expresión jurídica de la integración de una persona en una comunidad estatal, que en realidad es de más valor que solo la autorización de residencia y / o de trabajo. 

Después de llevar años viviendo y trabajando fuera del Perú, los migrantes experimentan empatía con el país que los acoge. Sobre todo los vínculos afectivos (de familia, hijos, amigos, compañeros de trabajo, etc.), la adopción de nuevas costumbres, formas de vida, influyen en la asimilación y convivencia con otra cultura, convirtiéndose así, el nuevo país en un segundo hogar o una segunda patria.

Debemos tomar en cuenta que la renuncia expresa conduce sólo a una masiva pérdida de talentos connacionales. Este es el caso de los excelentes profesionales y científicos peruanos destacados que se desenvuelven de forma exitosa en diferentes ramas laborales, que para seguir escalando la tabla de posiciones, encuentran limitaciones y se ven confrontados teniendo que elegir una nueva nacionalidad para poder desarrollar y desempeñar sus vidas profesionaless.

Ello también dificulta significativamente su regreso al Perú a contribuir con sus conocimientos adquiridos al desarrollo de nuestro país. De hecho la Ley de Retorno "excluye"  a los renunciados y a sus descendientes

Testimonios sobran para describir la magnitud de los daños que genera la renuncia expresa. Las "consecuencias" se hacen "visibles" cuando estas personas algún día deciden regresar al país que los vio nacer; sea de manera temporal o definitiva, ya sea porque pierden a sus cónyuges (por divorcio, viudez, separación), por motivos familiares (las raices de sangre), o porque tienen problemas laborales (pérdida del empleo, desocupación, insatisfacción laboral), o porque están enfermos o desprovistos de alicientes para seguir viviendo en un país que solo por naturalización es suyo, mas no existe otro ligamento fuerte que los una mas, es entonces cuando desean regresan al país de sus orígenes. Pero a diferencia de una bienvenida, experimentan fracaso, frustración, incomprensión y hasta maltratos; se dan cuenta de lo difícil que es reinsertarse o reintegrarse nuevamente a su patria, porque son considerados de por si “extranjeros”, por poseer obviamente otra nacionalidad otro pasaporte, otro documento de identidad, son motivo muchas veces de discriminación y de maltrato. 

La nacionalidad es un derecho universal que envuelve diversos significados de pertenencia a una cultura, a tradiciones, a raíces históricas y de familia, mucho más que sólo un vínculo jurídico que une al individuo con un estado. Nuestra nacionalidad es parte de nosotros, es sentido y es identidad. Un derecho que nos pertenece desde el momento en que nacemos. 


La renuncia a la nacionalidad es un tema que va mas allá del tema Legal y de la Jurisprudencia, trasciende al individuo y a la sociedad. 

Finalmente, nosotros no queremos renunciar a nuestra nacionalidad, sólo con el fin de cumplir con un requisito de las autoridades migratorias!

Queremos que constitucionalmente se garantice el derecho a preservar la nacionalidad peruana de origen. Nos oponemos totalmente a la exigencia y al cumplimiento de la renuncia expresa.


En tal sentido, solicitamos la defensa de nuestros derechos fundamentales que tienen que verse plenamente reflejados en la Carta Magna de nuestro país. La ambigüedad de la redacción del Art. 53 de la actual Constitución Política del Perú (1993) genera una problemática muy seria para la comunidad peruana en el exterior por las consideraciones anteriormente mencionadas. 

En tal virtud, solicitamos una modificación del mencionado Artículo 53 ya que la misma se constituiría en una práctica positiva de la democracia y de igualdad entre los peruanos, tanto los que viven en el país como en el exterior. 


De esta manera, los peruanos que adquirieran otra nacionalidad (por naturalización), podrían alcanzar la igualdad jurídica con los ciudadanos del Estado donde residen, permitiendo conservar los derechos como peruanos, los que podrían ejercer en todo momento en los términos que al efecto establezca las leyes nacionales; así mismo podrían ejercer en los países donde residen todos los derechos que les otorgue su condición de naturalizados. Le solicitamos se sirva observar que la mencionada modificación constitucional exige lo establecido en el Art. 206 en lo referido a la Reforma Constitucional.

De igual forma; dado el caso, solicitamos que se contemplen los casos de aquellos peruanos que se vieron en la necesidad de renunciar a su nacionalidad puedan “obtenerla” nuevamente de forma fácil y sin muchas consecuencias para ellos.

Dejamos en su conocimiento que el Comité Gestor de Múnich ha elaborado un “Anteproyecto de ley” que determina que la nacionalidad peruana de origen no se pierde y debería ser irrenunciable, aún cuando el peruano (de nacimiento) adopte una segunda nacionalidad (por concepto de matrimonio, residencia o naturalización). Este documento fue remitido, a finales de Diciembre del 2013, a la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso de la República, con copia al Presidente de la República (Presidente Ollanta Humala Tasso) y a todos los congresistas de la República.

Queremos demostrar así que existe una errónea interpretación de la nacionalidad al ser considerado un estado jurídico de la persona mas que un derecho adherente en sí y además demostrar la factibilidad de un cambio en la Constitución Política. Creemos que una modificación o una “reforma” Constitucional sobre el tema de la nacionalidad peruana de origen, sería lo más conveniente y favorecería a los miles de compatriotas que por una ú otra razón emigraron del Perú.

La Fórmula legal sería: 
Articulo 1.-  La nacionalidad peruana no se pierde aún por adquirir otra nacionalidad ya sea por concepto de matrimonio, residencia o naturalización. La Ley regula los casos en que se exceptúa y establecerá normas para evitar conflictos de la misma.
Artículo 2.- Deróguense todas las normas y leyes subsidiarias que se opongan y contravengan al artículo anteriormente mencionado.